Actualidad
Partido Popular de Vizcaya
09/11/2017
"Es chusco que el Gobierno haya engañado a los bilbaínos con el no radar de Alameda Rekalde"
El Partido Popular tacha de chusco y patético que el Gobierno PNV - PSE que dirige el alcalde Aburto haya engañado a los bilbaínos con la instalación del 'no radar' de la calle Alameda Recalde.
Tras conocerse ayer, por una noticia publicada en El Correo, que el radar de la calle Alameda Rekalde está vacío y más allá de intimidar con su presencia no cuenta con el aparato que mide la velocidad y fotografía a los coches que superan el límite a su paso, el Partido Popular considera “grave y también chusco y algo patético que el Gobierno municipal de PNV y PSE haya engañado a los bilbaínos”.
 
“Recordemos, señala la concejala Carmen Carrón, encargada de asuntos de Movilidad en el Partido Popular, que el responsable del Área, Alfonso Gil, y el responsable de Obras y Servicios, Ricardo Barkala, presentaron el pasado verano a bombo y platillo un radar que se ha probado que es fantasma, un no radar. Esto nos parece grave y no precisamente porque apoyemos las medidas punitivas sino porque supone un engaño por parte del Gobierno Aburto”.
 
En este sentido, la concejala del PP ha formulado por escrito preguntas al responsable de Movilidad, Alfonso Gil, para que responda acerca del radar y de las pruebas que se han hecho de control del tráfico y velocidad.
 
Carrón sostiene que “la velocidad de los coches en Alameda Rekalde es un problema para peatones y vecinos porque los vehículos que llegan a la calle por el puente de la Salve vienen de una vía rápida y tienen tendencia a sobrepasar en esta calle, que ya es tramo urbano, el límite de 50 k/h”.
 
CAMBIO DE CALZADA Y SEÑALES EN EL SUELO
 
 
No obstante, el Partido Popular es partidario de aplicar “medidas no punitivas, algo que correspondería a la Policía Municipal y no al Área de Movilidad –advierte además Carrón- como son el cambio del piso, es decir, un tipo de calzada diferente como el del tramo de transporte público de Gran Vía o el de Gregorio de la Revilla así como señales que indiquen el límite de velocidad de 50 ó de 30 si llega el caso tanto en postes verticales como pintados en el suelo de la calzada”.
 
Otra medida, indica la concejala del PP, podría ser que “los semáforos no se pusieran en verde a la vez en toda la calle para evitar que los conductores pisen el acelerador más de la cuenta por tener paso libre en toda la calle. O la posibilidad de ubicar una rotonda que obligue a desacelerar a los coches”.
 
En definitiva, el Partido Popular, según concluye Carmen Carrón, busca una acción del Ayuntamiento “que ayude a hacer de Alameda Rekalde una calle más amable con medidas proactivas y no con medidas punitivas. Y menos con acciones tan surrealistas como la de colocar un radar y anunciarlo a los cuatro vientos cuando el radar se encuentra vacío”.
Ver todos